El paisaje se construye desde adentro.

Aline Petterson

miércoles, 11 de diciembre de 2013

De madrugadas con un verso en los labios

...y creo
tengo que creer
necesito creer
me hace falta recordar y repetir...


It was the lark, bichito, no nightingale*

No es fácil injertarse en ti, ísima mía.
Me doy cuenta de que fue risa y no tos
lo que te dije, y debo despensar las cosas
que puse en tu silencio, y salir de tus bocas de
y dejarte, mitad sola, gastada por mis vellos.
Es el día consuetudinario, conozco su censura.
Se diría que el agua usada del llanto desbordara
de anteojos, baúles, bodegas, por mi culpa,
que todas las guerras que pacen amarradas
se fueran galopando a comer, solo porque
me olvidé de sufrir anoche, y fuera el centinela,
o me hubiera ido a volver, descuidando la tierra.
No es fácil ser feliz: primero, no nos dejan
y, quién sabe, será también la falta de costumbre
o tal vez haya que aprender, pero cómo, desterrado.
Metí amor en esa habitación de cejijunto,
en esta sólida soledad que debo hacer a un lado
pues no cabemos ya los dos al mismo tiempo,
mas parece que hubiera que aguantar toda la vida,
hacer cola en el mundo, esperar que los demás
pasen primero a casarse o comer o a sus negocios,
para empezar a vivir sin sentirse culpable,
conmutándome a tu lado la pena de durar.

"* "It was de lark, the herald of the morn, no nightingale"
de la escena quinta del acto tercero de Romeo y Julieta,
de Shakespeare."

De "Yo me fui con tu nombre por la tierra" 1964"

Poética a dos voces

Aves corola que deshoja sin preguntar el viento
" -... vinieron en la noche, derribaron la puerta..."
por sus propios colores perseguidas
" -... hirieron al hermano y quemaron los libros..."
con las alas mojadas en estanques de altura
"-...  bajaron a registrar hasta abajo del suelo..."
flechas del paraíso clavadas a su aliento
"-...  rompieron los retratos, desgarraron mis ropas..."
las lineales celosas ahogadas del aire
"-...  entre caballos se llevaron al marido..."
otoños en exilio forasteras del tiempo
"-...  le colgaron de los dedos quebrándole las manos..."
guareciendo su pluma en bodas de algodones
"-...  le han dejado con los pies en agua helada..."
amor que se adormece en la ola del vuelo
"-...  ha muerto y lo enterraron no sé en dónde..."
con burbujas de nube entre los remos
"-...  hoy se llevaron ya hasta a los niños."
Yo quería añadir: Su orden de aluminio...
Pero no puedo, pero no me dejan
y no quiero y me callo.
Tal vez matarlos es ahora el poema más puro.

De "Yo me fui con tu nombre por la tierra" 1964"


Un día una poeta me dijo: estoy enamorada de un poeta que murió hace muchos años, pensé ¿Será posible eso? Y hoy, después de amar a varios poetas muertos, he llegado a la conclusión de que la poesía, para algunos, es ese amante que no se abandonará jamás.

1 comentario:

  1. Grandes versos. Ojalá yo tuviera tantito talento poético.

    Saludos

    ResponderEliminar