El paisaje se construye desde adentro.

Aline Petterson

viernes, 29 de octubre de 2010

O que será


La música en mi vida, desde Roberto Carlos hasta las canciones de Queen y Pink Floyd pasando por los descubrimientos recientes -Janis Joplin, Jeff Beck, Nina Simone, Tom Jobim, Chico Buarque, Bob Dylan por mencionar algunos- es una pauta, es el perfume que ambienta cada paso. Me descubrí melómana cuando supe que el género o el artista no tenían nada que ver con la moda, sino más bien con las sensaciones que me recorrían al escucharla, casi comparado con el inhalar un cigarro, beber una taza de café expreso, o una copa de vino.

Ahora al referirme a la música, hago mía aquella frase de Sócrates “Solo sé que no he escuchado nada”…y quiero escucharlo todo (casi todo).

martes, 26 de octubre de 2010

In Dreams...

Caminamos juntos observando la ciudad inundada. Las noticias habían exagerado de nuevo, decían que la ciudad se había perdido, sin embargo el agua no alcanzó a llevárselo todo. Y ahí estábamos caminando juntos por calles inundadas, viendo gente rescatar sus casas. Juntos.

¿Son los sueños presagios? ¿Cómo acabar con el miedo? Y dormir, volver a dormir. Estoy aprendiendo de los sueños, dejándolos de ver como aves de mal agüero. Aceptándolos como oportunidades para actuar con mejor sabiduría.

Se aprende de los abismos, de los espasmos de la mente. De la caída y del dolor que causa despertar y sentir miedo. Así como se aprende a odiar y a amar, se aprende a tener fe.

viernes, 15 de octubre de 2010

Donde van las palabras

y el consuelo que falta a mi alma....

(Canción de Haydee Milanés Donde van las palabras)

Escribo mientras escucho esta canción. Su voz es un eco...

miércoles, 13 de octubre de 2010

Stranger


….Me gustaría ser extraña en un país, para así justificar esta nostalgia y decir que extraño las calles tristes y solitarias de los domingos de madrugada por el centro histórico, del olor de la brisa de mayo, de la humedad de julio y agosto. De los rostros raídos por el sol del trópico. Entonces en otra ciudad, miraría el horizonte y pensaría en los kilómetros de distancia y en las horas de diferencia. Y caminaría por esas calles desconocidas buscando, tratando de hallar un rostro familiar. Y su acento o su idioma sería la evidencia de mi estancia extranjera y la nostalgia tendría razón de ser.

martes, 12 de octubre de 2010

Todo llega a su tiempo...

A Huidobro nunca lo había leído, supongo que no era su tiempo. Como en todo (o casi todo) es preciso que los poetas lleguen a su tiempo.


ERAMOS LOS ELEGIDOS DEL SOL

Éramos lo elegidos del sol
Y no nos dimos cuenta
Fuimos los elegidos de la más alta estrella
Y no supimos responder a su regalo
Angustia de impotencia
El agua nos amaba
La tierra nos amaba
Las selvas eran nuestras
El éxtasis era nuestro espacio propio
Tu mirada era el universo frente a frente
Tu belleza era el sonido del amanecer
La primavera amada por los árboles
Ahora somos una tristeza contagiosa
Una muerte antes de tiempo
El alma que no sabe en qué sitio se encuentra
El invierno en los huesos sin un relámpago
Y todo esto porque tu no supiste lo que es la eternidad
Ni comprendiste el alma de mi alma en su barco de tinieblas
En su trono de águila de infinito


HIJA

Tengo tu rostro entre las manos
Oh aire dulce retrato de aire
Anillo del mundo y del pasado
Tu rostro de silencio
Rostro de lámpara tierna
Con qué facilidad te formas en mis ojos
Cómo vuelves alegrando la negrura

Miseria del recuerdo
En el umbral del frío la selva se hace sueño
Se desprenden las hojas
Se mueren las miradas gota a gota

lunes, 11 de octubre de 2010

Codigo 46

De los versos clandestinos



Para escapar de la rutina diaria, escojo la compañía de las letras y evado miradas escudriñadoras. Pueden ser las estaciones, puede ser esta sed, puede ser la necesidad de decir algo, aun cuando no tenga nada que decir.

Entonces elijo otra voz...

“Estuve cerca de ti. No pude verte.”

Del poema Oventic de Magda Escareño este verso me regresó a ese mundo paralelo. Me trasladó, también, a los Altos de Chiapas, del cual tiempo atrás alguien predijo me enamoraría y que también es el lugar de inspiración de esta poeta.

Su poemario Espejismos y lamentaciones es como un rescate de la ausencia. Y descubro su voz en la mía, para decir...

Estuve cerca de ti, esa tarde.
Sé que iré otro día.
Ahí voy a respirar aire puro,
él va entrar
a los rincones más oscuros de mí.

jueves, 7 de octubre de 2010

Después del paso de un huracán, es inevitable el cambio en las costas


Lamento no poder retroceder las heridas.

Están ahí como persistentes recuerdos del paso de las tormentas. Su presencia es tan evidente, que en algún momento terminaran por consumir todas las brasas.

Y la lucha continúa. Preciso del exorcismo y de la quietud de las aguas.

Pero el agua corre. Siempre corre.

Vi el reflejo de las nubes en una playa conocida. Era de mañana, muy temprano, el sol no caía por completo sobre la ciudad. De todos modos, en octubre el sol solo atina cubrir ciertos espacios. Y los demonios son habitantes de los recovecos.

Lamento no poder retroceder las caricias.

miércoles, 6 de octubre de 2010

Tengo ganas de un cigarro

Los periodos de silencio nunca son cortos, dos meses o más. He pasado por un proceso de cambios, cambio de casa, cambio de trabajo. ..cambios, pero este silencio se ha quedado en el alma. No he podido removerlo de ahí.