El paisaje se construye desde adentro.

Aline Petterson

miércoles, 11 de septiembre de 2013

EL PRECIO



Alma por piel, dijo.

Ella cayó desnuda.
No le quedó ni el abrigo de una vaga llovizna,
ni la vaguedad de la vida,
solo la grieta de una pared
a punto de ceder al tiempo.

Él renace eternamente
desde el centro de la tierra misma.
Gota que surge de la roca.
Humedad que nunca alcanzará a esa grieta.

¿Qué fue de los amantes?

pensaba mientras sumergía sus pies en el arroyo -

7 comentarios:

  1. Qúe bonito. Espero que los amantes no se hayan separado.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Quisiera interpretarlo como la semilla que es arrullada por el suelo para poder germinar la vida.

    Bonito poema.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta la atmósfera que has creado en el poema :)

    Yo lo leo como un paisaje que no se cansa nunca de hacerse el amor. Cuando se detiene para tomar aliento sumerge los pies en el arroyo... y al escuchar su música vuelve a empezar.

    Un abrazo y una sonrisa Karol :)

    ResponderEliminar
  4. Gracias Marychuy, probablemente no o probablemente si, te dejo el final que gustes. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Aristio, me gusta mucho esa interpretación...ese es el fin último del amor.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Ximo,te dejo otro abrazo y muchas sonrisas :D

    ResponderEliminar